"BETTER CALL SAUL": EL ACIERTO MENOS PENSADO

Hablemos de series

No veo series por segunda vez. No me sale, no me gusta, pierdo la paciencia. Ya conozco el final y el derrotero grueso. Ver una serie de nuevo no es lo mismo que hacerlo con una pelicula. Dos horas no son cuatro, siete o doce temporadas de seis, ocho o 12 capítulos cada una, no jodamos. Una excepción a mi regla: "Seinfeld". Pero hay millones de razones que la hacen única, ergo, en eso también.


"Better call Saul" será la otra. Espero dentro de dos o tres años arrancar por la temporada 1 episodio 1 de #BCS y terminar con el último de "Breaking Bad", tararear entre lloriqueos junto a Badfinger el estribillo de "Baby Blue" y repetir incansablemente: " Obra maestra".

Breaking Bad y su precuela componen una obra única: La serie de Walter White es "El Padrino1" y la de Saul Goodman, "El Padrino 2". El películón y la obra maestra.

Vince Gilligan logró lo que pocos, salir de un éxito inconmensurable para meterse en otro. Inteligente, no abandonó las raíces. Buscó en el mazo de riquísimos personajes que crecieron alrededor del profesor de química devenido en fabricante de la metanfetamina más perfecta del mercado y sacó la carta de su abogado: ese conjunto de cartas tenía dos ases de Espadas.


Puesta una sobre la otra, Breakind Bad y Better Caul Saul con congruentes: el contexto es impecable; los personajes son riquísimos y crecen, se desarrollan e interactúan de una manera absolutamente creíble y acorde a sus historias personales (en ese aspecto Gilligan es sencillamente un maestro: jamás ni el más momentáneo de los extras hará algo que no tenga que ser con su esencia. Son tan humanos que existen realmente). La trama es compleja pero jamás rebuscada, sencilla pero ni a palos predecible; la acción es brutal, la tensión es pavorosa.


El punto donde el spin off supera a la nave insignia: la dirección de arte es superlativa. cada toma, cada encuadre, cada secuencia de BSC es un cuadro para colgar en la pared del living.


Le queda poco. Una temporada más que llegará entre 2021 y 2022, COVID mediante. Y de allí en más el desafío para Gilligan en no convertirse en el J.J. Abrhams post "Lost. Los naipes de "Breaking Bad" siguen guardados en la canasta y hay mucho por repartir. Se abren apuestas: "Mike"? (el viejo policía que es vital en BCS); "Hank"? (el cuñado de Walter, detective de la DEA), o la vida de "Skyler" después de Heissenberg? , pero eso es parte de otra historia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram